miércoles, 30 de septiembre de 2009

Caida


Atada a mis propios prejuicios
doy vueltas como el viento
en el desierto anochecido.
Estoy sola.
Bago en la nube oscura que me
enreda en los mismos pensamientos
sin respuestas.
Estoy cayendo.
Me aferro al anhelo secreto
de que en algun horizonte hallare
el rayo de sol que me sostenga.

¿El deseo, me llevo tan alto?
Sola...
Sigo cayendo

F. Navarro

1 comentario:

Arte-amaia dijo...

Ohhh, que me da tristeza por estos foto y texto, pero es muy bonita poesía, je je.

Enhorabuena!

PD: Bueno ya he visto tu comentario en mi blog, sobre sensibilizar de las personas sordas, estoy de acuerdo contigo, lo que dices tu que nosotros tenemos más de 5 sentidos, pues tenemos buena vista, buen intuición, más sensible... pero me prefiero lo primero preguntar a los demás y despues le respondo de los sentidos.

Aunque ya sé que es un limite del oir pero no me importa porque tengo otra manera para hacerlo cualquiera cosa, je je.

De una parte que es una ventaja porque todas las noches duermo bien sin ruidos ni molesto, y otra cosa también cuando concentro una cosa que puedo trabajar bien sin molestar, sin interrumpir, etc... esto es positivo, je je.

Bueno, muchas gracias por tu comentario.

Besos

Diminuta inmensidad

Diminuta inmensidad
Nuestra luz

Vicente Huidobro es uno de los poetas que me inspiran. Aca va algo de su poesia

Vicente Huidobro es uno de los poetas que me inspiran. Aca va algo de su poesia
Silencio...se oye el pulso del mundo como nunca palido. La tierra acaba de alumbrar un arbol

Silencio I

Silencio I
Mis ojos en la gruta de la hipnosis mastican el universo que me atraviesa como un tunel. Un escalofrio de pájaro me sacude los hombros, escalofrio de alas y olas interiores. Escalas de olas y alas de sangre se romper las amarras de las venas y se salta afuera de la carne, Se sale de las puertas de la tierra entre palomas espantadas.